Lengua valenciana

 
  
 
   

 

Home
        Estudio lengua valenciana 

 

Valenciafreedom
       Software en Valencià

 

RACV

      

GAV  

 

Lo Rat Penat  
       Cardona Vives

 

Uiquipèdia
       Ampareumos

 

Fuente información

      

Diccionario valenciano
       Web de Gómez Bayarri
       Catedra fullana
  Valenciano
   
 

 

 

 

 

 

 

 

“Es la Lengua Valenciana la primera lengua romance literaria de Europa de cuyos clásicos

 no sólo aprendieron los catalanes, sino incluso los castellanos”

. Menéndez Pidal (1 y 2)

  En estos primeros años del siglo XXI, los valencianos y concretamente nuestra lengua, estamos pasando por una de las situaciones más difíciles de nuestra historia, que si nadie lo remedia, puede llevarnos a perder gran parte de nuestro patrimonio cultural, nuestras señas de identidad como pueblo, y las mismas raíces en las que se ha sustentado la actual Comunidad Valenciana, el antiguo reino cristiano que fundó Jaime I en 1238 sobre los cimientos puestos un par de siglos antes por el primer monarca de Valencia.

  Por las tierras de la Comunidad Valenciana han pasado una gran multitud de pueblos, fenicios, griegos, íberos, cartagineses, romanos, godos, visigodos, árabes, judíos, aragoneses, navarros, castellanos, gallegos, francos pirenaicos, aquitanos, provenzales, etc. Todos ellos han dejado huella y han influido en la forma de ser de los valencianos, en el carácter y como no podía ser de otra forma en nuestra lengua, la lengua valenciana.  

Origen de nuestra lengua valenciana

¿ Como se transforma el bajo latin traido por los soldados romanos en lo que hoy conocemos como valenciano?. Según el erudito P. Fullana el proceso de transformación se fue efectuando por medio de una evolución morfológica regida por las leyes: "d'acurtament, del menor esforç, d'eufonia i de distincio". 

     En virtud de la 'llei d'acurtament' las palabras latinas perdieron la terminación en su paso al valenciano: de virutem se formó virtut; de gloriosum, glorios, etc. Y si hecho 'l'acurtament' quedaba al final la nasal n, desaparecía ésta por repugnar a nuestra lengua la nasalidad al final de dicción, así de 'vinum', 'panem', 'granum', se derivaron 'vi', 'pa', 'gra'

     Por la 'llei del menor esforç' cayeron muchas letras y aún sílabas enteras, en medio de dicción, de 'solidatum', se formó 'soldat'; de 'matutinum', 'mati'; de 'mensuram', 'mesura'

     La 'llei d'eufonia' hizo suavizar las palabras, cambiando unas letras en otras de más fácil pronunciación, tanto en principio como en medio y final de dicción. De esta manera se derivó 'oli' de 'oleum', 'manega' de 'manicam'. Efecto de esta misma ley es la vocalización, o sea el cambio de consonantes en vocales, como en 'paraula' que viene de 'parabolam'; 'pau' de 'pacem'

     Por la 'llei de distincio' se admitieron algunas vocales, dichas por eso mismo, letras distintivas. Así por la introducción de la 'a' se distinguieron el masculino del femenino, de 'valentem', se formó 'valent' y 'valenta', de 'dulcem', 'dolç' y 'dolça'

     Una misma palabra latina dió origen a varias valencianas, sirviéndose de diferentes procedimientos, a fin de establecer distinción entre ellas. Así de 'tegulam' se derivan 'teula', 'tecla', y 'tella'

     Según A. Ubieto: 
 

"Se presenta a los Almorávides como los causantes de la pérdida de la 'lengua romance' en Valencia en el siglo XII y como los impulsores del dominio de la lengua árabe. Es tan burda esta interpretación que no resiste el menor intento de crítica. Los primitivos almorávides hablaban bereber y desconocían por completo el árabe. Dificilmente podían propiciar la lengua árabe....". 

Antonio Ubieto Arteta: "Los almorávides, el idioma romance y los valencianos". Temas valencianos, 29; pag. 7, 11 y 14. Año 1978 

Font

 

Jarchas y mozárabes

   Según los estudios de los académicos de la Real Academia de Cultura Valenciana, Don Leopoldo Penyarroya y Don José Vicente Gómez Bayarri, encontramos los primeros balbuceos de romance valenciano en las Jarchas de primeros del milenio, por ejemplo las del señor de Murviedro datadas en el 1085, las de Ibn Al-Dani de Denia  o las fechadas en el 1121 de Ibn Rudaym de Bocairente.

Jarchas en romace valenciano.

   Diversas fuentes confirman los datos aportados por los profesores Penyarroja y Gómez, así el historiador Aguado Blaye afirma en sus textos: “ los mozárabes emplearon el latín en sus libros y escritos; pero en el uso diario hablaban una lengua romance que no se escribía pero que era de uso general en los siglos IX y X, no solo entre mozárabes y judíos, sino entre musulmanes de todas las clases sociales. (1)

   Pero  sin duda, uno de los testimonios más clarificadores fue el de Ibn Sida,  muerto en Denia en el 1066, que nos dejó plasmada la situación lingüística de su época, el siglo XI,  en par de frases “¿Com no he de fer-les – si escric en temps tan alluntats de quan l’arap es parlava en purea – i tenint que conviure familiarment en persones que parlen romanç? “

   Cuando se insiste en la pérdida de la 'lengua romance' hablada en Valencia a mediados del siglo XII no estará de más recordar la caracterización del famoso rey Lobo. Según Dozy, el rey Lobo ( Ibn Mardanis ) no desmentía su origen cristiano, antes al contrario gustaba de vestir como los cristianos, sus vecinos; usaba las mismas armas, aparejaba los caballos del mismo modo y gustaba hablar su lengua...., fue nombrado en 1147 rey de Valencia. 

 

Romance valenciano

   Durante la edad media, en toda la península Ibérica, el viejo latín vulgar fue evolucionando como hemos visto, en cada zona recibió influencias de las distintas tribus que se integraron con la población hispano romana, primero fueron las tribus germánicas y posteriormente los musulmanes venidos de distintas latitudes.

   En el caso de la hoy Comunidad Valenciana, antes Reino de Valencia, tras la conquista musulmana, la mayor parte de la población  autóctona siguió viviendo en sus propiedades, hablando su lengua y practicando su religión,  debiendo pagar un fuerte tributo a los conquistadores o convertirse al Islam. Esto está documentalmente demostrado por distintos autores, desde Roque Chabas Llorens, a autores más recientes como Teresa Puerto Ferre y  Ricart García Moya en  libros como Cronología histórica de la Lengua Valenciana.

   En 1238 el rey de Aragón Jaime I, conquistó el reino de Valencia al entonces rey Zayyan, entre sus tropas, al ser la conquista una cruzada, encontramos gentes de toda Europa, castellanos, aragoneses, navarros, franceses, italianos, e incluso musulmanes como el llamado “moro Zeit”, convertido al cristianismo con el nombre de Vicente, y antiguo señor de Valencia derrocado por Zayyan.

  El 'romance valenciano' se seguía hablando en el siglo XII, lo mismo que a lo largo de todo el XIII, como testimonian los relativamente abundantes documentos que todavía se conservan... 

    Dice J. Ribera que: "Hay un hecho que salta a la vista. Cuando las huestes del Rey D. Jaime llegan a Valencia, se nota un fenómeno que sorprende algo: una gran parte de los nombres geográficos de los poblados de la huerta de Valencia son latinos, mejor dicho, romances... También los musulmanes valencianos emplearon en su vida familiar la lengua romance, antes de la conquista del rey D. Jaime. 

  Tal es el caso que una de las disposiciones del immortal Jaume I dice así: "Els jutges -dice este Rey- diguen en romanç les sentencies que donaran, i donen aquelles sentencies a les parts que les demanaran". 

Fueros del reino de Valencia, el romance valenciano, la lengua valenciana

     Si los catalanes aún no nos habían enseñado a "hablar", ¿como es posible que el propio Rey pida nada más conquistarnos que las sentencias se dicten en romanç ?. 
 
 

Consideramos -dice A. Ubieto- que la lengua romance hablada en el siglo XII en Valencia persistió durante el siglo XII y XIII, desembocando en el 'Valenciano medieval'. Sobre esta lengua actuarían en muy escasa incidencia las de los conquistadores, ya que, como he señalado en otra ocasión, el aumento de la población del reino de Valencia no llegó a un 5 % con la inmigración aragonesa y catalana. Y esta inmigración iba aproximadamente por mitad y mitad..... 

( Archivo del Reino de Valencia: libre del Repartiment ).

   Los porcentajes de repobladores, según vemos en los estudios del prestigioso profesor Don Antonio Ubieto Arteta, demostrarían que la mayor parte de la repoblación fue aragonesa, y en el caso de los naturales de la Marca Hispánica, lo que venía a ser Cataluña, no representaban más que entre un 1’2 y un 5%. Además, debido a que Valencia capituló, es decir el rey entregó la capital sin luchar y, como contraprestación pactada en los acuerdos,  los conquistadores permitieron a todos aquellos habitantes que quisieron seguir viviendo en sus tierras a cambio de un tributo, algo que ya hemos visto sucedía en muchos casos, siempre que no se presentara batalla.

  Hay otros datos que nos ratifican los estudios de Ubieto , en la capitulación, según nos cuenta el historiador de la Universidad del Cairo y catedrático de temas hispánicos, Hussein Mones vivían en el reino de Valencia 120.000 musulmanes, 65.000 cristianos y 2000 judios y en la entrega de las llaves Zayyan pronunció las siguientes palabras: “En la ciudad de Valencia conviven musulmanes, gente noble de mi pueblo, junto a cristianos y judíos. Espero que sepa gobernarlos para que continúen viviendo en la misma armonía y para que trabajen en esta noble tierra conjuntamente. Aquí durante mi reinado, existían procesiones en Semana Santa y los cristianos profesaban su religión con toda libertad, ya que nuestro Coran reconoce a Cristo y a la Virgen. Espero que usted conceda el mismo trato a los musulmanes de Valencia” .

   Estas palabras y la situación, son totalmente verosímiles y como prueba tendríamos que siglos después, en la expulsión de los llamados moriscos, el Reino de Valencia fue el más afectado, el que más despoblación sufrió y el que económicamente pagó las más duras consecuencias al quedarse sin  mano de obra.

   Es decir que la repoblación fue minoritaria y como había sucedido antes, fue diluida entre la enormemente mayoritaria población autóctona, que hablaba romance, Romanç Valencia.

   Todo esto puede ser demostrado por los estudios del Académico de la RACV y catedrático Manuel Mourelle de Lema y sus estudios  de las cartas puebla y por los Fueros o leyes del Reino de Valencia, que según hemos visto en los escritos fueron romanceados por el rey Jaime I para que el pueblo los pudiera entender y cumplir.

 

Cartas Puebla, el romance valenciano, la lengua valenciana

 

  Significativo es el estudio publicado en la Revista de Filología Valenciana por la Catedrática de historia de la universidad de Zaragoza y Académica de la RACV, Desamparados Cabanes Pecourt desmontando ciertas teorias catalanistas de dudoso rigor. Estudio   

Hacia la mayoría de edad de nuestra lengua valenciana

   Una noticia sobre el idioma en la época de la conquista nos la da la propia 'Crónica de Jaume I', cuando dice que, llegado el día en que se cumplió el término de los siete meses, pactado por el Conquistador, para la rendición del castillo de Bairén, que había de efectuar el alcaide moro Avincedrel, él mismo y D. Pelegrí de Atrocillo, acompañados por una treintena de sirvientes, iniciaron para tal fin, la marcha hacia el castillo de Cullera donde los esperaba D. Jaume. Dice la crónica: 

"E quant foren a 1.ª font que es dejus la roca del castell, dix l'alcayt a Don Pelegri que'l esperas I poch, que ades l'auria. E mentre que ell l'esperava, vee que se despuylava la almexia que vestia, e assech se en la font, e baya's e gita's l'aygua dessus. E quant se fo banyat, envia messatge a Don Pelegri, I sarray qui SABIA NOSTRE LATI, que la febre l'avia pres e que no podia anar".  

( Crónica, apart. 312 ).

  Ya durante el siglo XIII, encontramos a personajes como San Pedro Pascual, contemporáneos del rey Jaime I, nacido antes de la Conquista de Valencia en el seno de una familia mozárabe valenciana, que utilizaban la lengua valenciana en sus textos, sin duda, para que el pueblo pudiera comprenderlos, al igual que pensó el rey.

 

  Durante el siglo XIV fue asumiendo su propia y marcada personalidad independiente, la Lengua Valenciana. Al calor del prospero reino cristiano de Valencia, sus leyes, sus costumbres y el propio carácter  de los valencianos,  el llamado romanç,  evolucionó hacia la "vulgar valenciana" y posteriormente a "lengua valenciana".

   El proceso lo describe muy bien el Padre Fullana, academico de la RACV y de la RAE.

"La llengua -dice el P. Fullana (1916)- te vida independent, lliteratura propia i pot formar la seua historia d'evolucio morfologica dende que s'emancipa de sa mare. El dialecte no pot tindre vida independient, ni molt manco lliteratura propia; per lo tant, rigause d'aquells que sostenen que el valencià es un pur dialecte: eixos no han llegit nostres clasics del sigles XIV, XV, XVI i XVII".

  Son infinidad las citas que podríamos recoger, que demostrarían esa evolución, así como la distinción entre lengua valenciana, considerada  la más culta de todas las romances durante varios siglos,  y otras de de menor entidad como la catalana.

 Así,  en la obra en latin "Liber amici et amati" (fulla 34v del manuscrit "N. 250. sup" de la Biblioteca Ambrosiana de Milà), se dice que "esta exposició fon treta d’un gran volum compost en llengua valenciana per un cert discipul de Ramon (Llull). Escomençat en Valencia el mes de decembre i acabat el mes de març de 1335. Deu siga lloat. Por ahora es la referencia a la llengua Valenciana mas antigua que se conoce, mas aun que aquellas que hacen referencia a la lengua catalana:
 
 "Ista expositio excerpta fuit ex magno volumine in LINGUA VALENTINA composito per quemdam discipulum Raymundi. Inceptum Valentie mense decembris et finito mense Martii anni 1335. Laus Deo...".

 
Más claro fue  Fra Antoni de Canals (1352-1419), fra
ile  dominico como San Vicente Ferrer, en el prologo de  su traduccn del "Valeri Maxim" aclara que realiza una traducció de la " òbrâ a la llengua Valenciana, sabent que atres ya la han fet en llengua catalana". Testimonio indiscutible de que ya en aquel tiempo el Valencià y el Català eran consideradas dos lengüas diferentes:
 
 "...perque yo, a manament del vostra senyoria, ell tret de lati, en NOSTRA VULGADA LENGA MATERNA VALENCIANA axi com he pogut, jatssessia que altres l'agen tret en LENGA CATHALANA...".

 

 

El siglo de Oro Valenciano.

 Nada mejor para comenzar este apartado que leer al maestro Menendez Pidal  "Es la Lengua Valenciana la primera lengua romance literaria de Europa de cuyos clásicos no sólo aprendieron los catalanes, sino incluso los castellanos."   

A esta 'lengua romance' la llaman Valenciana los escritores que la utilizan ( Antonio Canals, Jaume Roig, Roiç de Corella, Ausias March, Vicente Ferrer, Sor Isabel de Villena, etc. ...). Joanot Martorell y los literatos valencianos más libres de espíritu, adoptan el término: 'la vulgar valenciana lingua'.

 

   Entramos en el siglo de oro valenciano con un cambio de dinastía en la Corona de Aragón, un cambio de dinastía, en el cual influyó y mucho, la representación valenciana en las cortes celebradas en Caspe y encabezada por los hermanos Ferrer, San Vicente y Bonifacio. Las actas del llamado Compromiso de Caspe, dan fe de la importancia de la lengua que se utilizaba en el Reino de Valencia, en todos los ámbitos, culturales, legales, políticos,...

   


 
En el caso del Siglo de Oro valenciano, la importancia es máxima, pues significó en aquel momento (esencialmente entre el siglo XV y XVI), la vanguardia europea y mundial, y en concreto a nivel literario, significó el primer Siglo de Oro, contemporáneo con el italiano (con Dante y Petrarca como más destacados), entre todas las lenguas europeas. Hemos de recordar que lenguas europeas de gran prestigio como el inglés con Shakespeare, el francés con Molière, o el mismo castellano con Cervantes, Calderón y Quevedo entre otros, desarrollaron su Siglo de Oro mucho después que el valenciano.

 Evidentemente una lengua de prestigio que se precie, tiene que contar con un Siglo de Oro, pues es el indicativo de que esa lengua ha tenido una gran producción literaria, y por tanto, así será reconocida a todos los niveles literarios y culturales del mundo. Por eso la importancia argumental a la hora de defender la categoría de Idioma propio al valenciano, en la que se basa fundamentalmente todo el movimiento valencianista.

     Es por todo esto, por lo que el pancatalanismo ha manipulado los libros de texto, enciclopedias, universidades de todo el mundo, para poder dar un falso prestigio al catalán, aprovechándose de la riqueza literaria del Idioma Valenciano. Está claro que si el catalán quiere competir en categoría literaría, frente a las demás lenguas europeas y mundiales, necesita sin duda contar con un Siglo de Oro, que no tiene, ni incluso dispone de un sólo literato clásico.

  Prueba de estas manipulaciones hay centenares, nos referiremos solamente a una, realizada por el catalanista Sanchis Guarner.

  Allá por el siglo XIV Bonifaci Ferrer realiza una copia de la Biblia en romance valenciano, lo escribe claro, cualquiera que contemple el original que se conserva lo puede leer, pero el gran Sanchis Guarner, parece que no lo tenia tan claro, ¿o tal vez se dejó llevar por oscuros intereses? 


 

   Nuestro valenciano -tal como lo afirma J. San Valero- es un conjunto lingüístico constituido por elementos derivados básicamente del bajo latín hablado por todo el pueblo hasta el siglo VIII, enriquecido del VIII al XIII con arabismos y desde el XIII hasta hoy con aragonesismos, catalanismos, provenzalismos, castellanismos, etc..., con unos cultismos modernos y muestra tendencias fonéticas, palabras y expresiones que van desde el ibérico hasta los tecnicismos actuales, pasando por el visigodo, lenguas norteafricanas no arábigas, italiano y francés medievales o modernos, etc.

 
 

    Según V.Ll. Simó Santonja, 
 

"los idiomas romances mantuvieron durante siglos su lucha contra la oficialidad del latín, y, en el caso concreto de Valencia, contra la oficialidad del árabe. Se hablaba en valenciano romance, pero se escribía en latín o en árabe, si bien en estos textos van apareciendo gradualmente una serie de palabras extrañas -al latín o al árabe- que son romances, lo que da idea precisamente de esa lucha. De ese modo los documentos o escritos bilingües (escritos en árabe o latín con valencianismos incrustados) obtienen prioridad, y sólo en fechas más tardías

 
 

aparecen los escritos íntegramente ya en valenciano". "... Ya en la edición latina de los Fueros ( 1240 ) hay palabras en valenciano... que se refieren al lenguaje coloquial: utensilios, alimentos, ropas.... y que en un privilegio de 11 de Abril de 1261 concedido por Jaime I, consta la celebración en Valencia de unas cortes generales que reconocían haber jurado cuatro días antes los fueros y costumbres. De estas Cortes de 1261 data la traducción general de los Fueros del latín al valenciano...". "Dicho texto latino, que contiene una serie de palabras en romance, las contiene en 'romance valenciano', ya que incluso algunas de las empleadas lo son en fueros que se remiten a la costumbre en tiempo de los moros, lo que lógicamente presupone que tales palabras ya eran usuales en Valencia antes de la reconquista y 'repoblación'...". 

V.L.Simó Santonja: ¿ Valenciano o Catalán ?, pag. 209,219,221 y 223.Año 1975


    Fuentes de información: www.teresafreedom.com página oficial de la filóloga de lengua inglesa, francesa y master en románicas, Teresa Puerto Ferre, autora de los libros "Lengua Valenciana una lengua suplantada" y "Cronología histórica de la Lengua Valenciana" en colaboración con otros autores. Web Idioma Valencià. Web del catedrático José Vicente Gómez Bayarri.